Personajes históricos

Manoel Dos Reis Machado (Mestre Bimba)

El hijo de Luiz Cândido Machado y María Martinha do Bonfim, Manuel nació en el «bairro do Engenho Velho, freguesia de Brotas», Salvador. «Bimba» viene de una apuesta entre su madre y la comadrona durante su nacimiento; su madre apostaba a que sería una niña y la comadrona afirmaba que sería un niño. Después del nacimiento, la comadrona dijo… es un niño, mira su «bimba». De esta forma, al perder la apuesta su madre, adquirió el sobrenombre que le acompañaría toda la vida (Bimba es como se conoce en el lenguaje popular de Bahía al pene).

Comenzó a practicar Capoeira Angola cuando tenía 12 años (la misma que enseño durante 10 años), con un africano llamado Bentinho. En esta época la Capoeira aún era bastante perseguida ya que se consideraba que sólo los delincuentes la practicaban y por tanto el sólo hecho de practicar movimientos en público podían causar una multa de hasta 3 meses de arresto. Tiempo después sería conocido como uno de los fundadores y padre legendario de la Capoeira Regional.

A los 18 años, Bimba sintió que la Capoeira había perdido toda su eficiencia como arte marcial y como instrumento de resistencia, se había convertido en una actividad folclórica reducida a nueve movimientos. Fue entonces cuando Bimba comenzó a recuperar movimientos de las luchas de Capoeira originales, añadió movimientos de otra lucha africana llamada Batuque -un arte marcial cuerpo a cuerpo muy cruento que aprendió de su padre (de la cual fue campeón)- así como movimientos creados por sí mismo. Este fue el comienzo del desarrollo de la Capoeira Regional. Bimba evitó en todo momento la pérdida de las tradiciones, ya que como el propio Maestro Bimba le dijo al presidente Getúlio Vargas años después, «la Capoeira es la única lucha verdaderamente nacional».

El nuevo estilo creado por Bimba focaliza su eficiencia en el bloqueo para volverse más competitiva y así poder emplearla con otras modalidades de artes marciales. Elimina de la roda regional la mayor parte de los rituales presentes en la roda de Capoeira Angola. Coloca un ritmo más rápido para darle un carácter más dinámico e implementa factores estrictamente didácticos con el fin de formar alumnos y maestros para que su arte se propague. Con todo, gracias a su facilidad de confección y uso, el berimbau encontró su lugar en las rodas de Capoeria Regional, siendo a los pocos años preferido también para las rodas de Angola.

En 1928, comenzó un nuevo capítulo en la historia de la Capoeira, así como la manera en que la sociedad brasileña comenzó a mirar a la gente negra (descendientes de africanos, nacidos en Brasil como esclavos) Después de una exhibición en el palacio del Gobernador de Bahía, Juracy Magalhães, el Maestro Bimba triunfó finalmente al convencer a las autoridades del valor cultural de la Capoeira.

La capoeira estuvo prohibida en Brasil hasta que en 1930 el mestre Bimba se presentó frente al Presidente Getulio Vargas. Fue tal el asombro y la demostración del valor cultural que tenía su arte, que se abolió la penalización y el presidente declaró a la Capoeira como deporte nacional brasileño.

En 1932 se consigue la liberación completa de la práctica de la Capoeira, y junto con ella la libertad de todas las otras formas de manifestación de la cultura negra. Ya con la libertad legal, Bimba fue el primer capoeirista en constituir una academia de capoeira, en este año, en «Engenho Velho de Brotas» Salvador, Bahía, y el primero en conseguir registro oficial del gobierno para su academia, llamada Centro de Cultura Física y Lucha Regional (tuvo el cuidado de retirar la palabra «capoeira» de la academia que fundó, ya que aún estaba arraigada la relación capoeira/delincuencia en la sociedad brasileña). La enseñanza de su capoeira fue calificada por la entonces Secretaria de Educación, Salud y Asistencia Pública como enseñanza de educación física.

Sus estudiantes debían de llevar un uniforme limpio y blanco, demostrando el grado de competitividad de la escuela, mostrando buena posición y otros muchos estándars. Como resultado, doctores, abogados, políticos, la clase media alta y las mujeres (hasta ahora excluidas) comenzaron a unirse a su escuela, obteniendo Bimba un mejor apoyo.

El Maestro Bimba siempre afirmó que la mayor diferencia de la Capoeira Regional era su manera de enseñanza, donde el pasaba al alumno novel los movimientos básicos para la práctica de la Capoeira y también inculcaba las nociones de asociación, de autoconfianza, de esquiva, etc. Una vez que el alumno novel había aprendido esos movimientos básicos, podría ser aceptado o no por la congregación de los capoeristas gracias al «bautizo» (batismo), donde recibía su primer mote y su primera graduación, un pañuelo azul, representando al alumno formado al que le seguía un pañuelo rojo, para el alumno formado y especializado; el pañuelo amarillo era para los alumnos que pasaban por el curso de armas y, finalmente, el pañuelo blanco, que era designado únicamente para los maestros. Este sistema de graduación también fue una invención de Bimba y formaba parte de su sistema de enseñanza. Después de la primera graduación, o bautizo, el Mestre Bimba comenzaba con la enseñanza de las técnicas más avanzadas, como el floreo, las secuencias de defensa personal y muchas otras, lo que hacía pensar que el aprendizaje de la Capoeira era infinito, ya que como el mismo decía, los golpes básicos de la Capoeira son 7, y de esos 7 se pueden realizar otros siete más y así consecutivamente, siendo cualquier movimiento del cuerpo aceptado dentro de una roda, siempre que esté regido por el son del berimbau y mantenga el ritmo de la ginga.